Saltar al contenido

Tipos de Elefantes

Bienvenidos en el apartado de tipos de elefantes, aquí te vamos a mostrar todos los tipos de nuestro animal favorito. Navega por nuestro apartado y descubre todos los tipos y especies de elefantes que existen, a nosotros nos fascinan!

Características Generales de los Elefantes

Sin importar el tipo de elefante ya sea asiático, africano, de la sabana, del bosque o cualquier otra variación. Todos estos tipos de elefantes comparten características generales que poseen pequeñas modificaciones que facilitan su adaptabilidad al hábitat y de esta manera su supervivencia. Orejas, colmillos, trompa, patas y gran tamaño son algunas características.

Si eres un amante de los elefantes seguramente ya sabrás que existen dos tipos principales de elefantes en todo el mundo conocidos como: elefantes asiáticos y elefantes africanos.
Esta es la clasificación principal de estos animales. Sin embargo si decidieras investigar un poco, te darás cuenta que existen otras clasificaciones y algunas de ellas se deben a que tanto los elefantes asiáticos como los elefantes africanos poseen variaciones internas.
Por esta razón, en esta oportunidad queremos hablarte de dos tipos de elefantes africanos. También te daremos algunas herramientas para que puedas identificar y diferenciar a cada uno de ellos.

Tipos de Elefantes Africanos

Los dos tipos de elefantes de los que te hablaremos esta vez son conocidos como: elefante de la sabana y elefante del bosque.
Elefante de la sabana africana: considerado como el ser animal más grande sobre el planeta tierra en el momento actual puede llegar a pesar más de 9 toneladas y medir hasta 5 metros.
Se le llama elefante de la sabana porque es el lugar al que corresponde su hábitat natural. Se encuentra mayormente en sabanas o en algunos bosques poco densos. Otro aspecto muy característico de este tipo de elefante son sus años de vida pues en el caso de los mamíferos animales es el que alcanza mayor extensión.
Este mamífero crece durante toda su vida, por esta razón es posible reconocer a los elefantes más ancianos por su corpulento y grande cuerpo.
Al ser tan grande sobresalen otras partes de su cuerpo como sus colmillos grandes y gruesos o su trompa larga y flexible que en algunos casos es usada como una quinta pata que le permite realizar mejores y mayores desplazamientos de hierba.

Elefante de bosque africano: aunque este elefante es considerado una subespecie del elefante de la sabana posee algunas diferencias considerables de las que te hablaremos a continuación.
Debe su nombre a que en lugar de tener como hábitat principal la sabana este tipo de elefante suele refugiarse en el bosque.
A diferencia del elefante de la sabana, el elefante del bosque africano alcanza apenas unos tres metros que le permite moverse con facilidad por el bosque, lo que la convierte en una característica adaptativa muy sobresaliente.
Otra diferencia considerable y que le facilita su movilidad en medio del bosque es que sus colmillos presentan menos curvatura que la de sus parientes de la sabana. Así pueden moverse sin enredarse constantemente con la hierba del bosque.
Su piel también sobresale por ser un poco más oscura, seguramente porque su exposición al sol es mucho menor así que conservan su pigmentación de mejor manera.