Saltar al contenido

El elefante asiático en peligro de extinción

Debido a ciertas situaciones socioculturales en los hábitats de los elefantes asiáticos, que viven predominantemente en países del sur de Asia, como la india, han sido incluidos hace poco en la lista de animales en peligro de extinción.

La razón de esto se debe principalmente a las técnicas expansionistas en los territorios de los asentamientos de campesinos y trabajadores del sur asiático, que expanden su territorio sin cuidado alguno y sin ningún tipo de control ejercido por parte del gobierno local.

Al estar los seres humanos aumentando sus áreas de actividad, han empujado poco a poco a las especies autóctonas de dicha zona hacia otros territorios. Eso genera desbalances en el ecosistema y, a menudo, se encuentran con animales que aun habitan en los territorios recientemente expandidos.

Por supuesto, esto incluye a los elefantes, que son animales que se mueven dentro de extensos territorios debido a la alta cantidad de alimento que deben ingerir diariamente. Por esto, cuando los campesinos deforestan mucho terreno para usarlo para sus actividades agrícolas, los elefantes ven amenazada la fuente de su alimento.

En este momento, los elefantes asiáticos empiezan a invadir los terrenos de los campesinos y a consumir sus cultivos. Esto ha llevado a una disputa en la que los campesinos toman las armas e intentan herir y matar a los elefantes.

Muchos organismos internacionales que buscan proteger dichas especies han buscado la manera de solucionar este problema, pero aparentemente esta región de Asia, y de la India específicamente, es poco accesible y la presencia del estado no es suficiente para hacer regir las leyes de protección animal.

El elefante asiático está en peligro de extinción como consecuencia de las acciones irresponsables de los seres humanos. Es entendible que los campesinos de estas regiones requieran de sus cultivos para sobrevivir, pero si se rompe el balance que existe entre la naturaleza y las personas, las consecuencias podrían ser irreversibles.

Hace unos años, se decía que existían cerca de medio millón de ejemplares de esta especie, pero al ser declarado el elefante asiático en peligro de extinción, este número se ha reducido de manera drástica, al igual que sus hábitats.

Por supuesto, que el elefante asiático esté en peligro de extinción no es enteramente culpa de la deforestación o la perdida de sus hábitats, sino también por la excesiva cacería de la que son objetivo para posteriormente retirarles sus colmillos y venderlos en el mercado negro.

La cacería y comercio ilegal de marfil es un negocio que anualmente deja miles de elefantes muertos o mutilados. Este comercio ilegal afecta tanto a los elefantes asiáticos como a los africanos.

¿Cómo se puede evitar que el elefante asiático esté en peligro de extinción?

Esto se podría solucionar si en sus hábitats se declararan y respetaran los espacios denominados como santuarios para elefantes, además de que se dictaran medidas de control más rigurosas sobre los territorios que están disponibles para la deforestación, y sobre aquellos que son importantes para la supervivencia de los elefantes asiáticos en general.