Saltar al contenido

¿Cómo es el luto en los elefantes?

Los elefantes son ampliamente reconocidos por las sociedades científicas y por las personas en general como unas de las especies animales más inteligentes del mundo. Sus capacidades cognitivas han sido objeto de estudio durante muchos años, e incluso se ha determinado que tienen una capacidad de aprendizaje sin igual.

En gran número de casos, se han realizado experimentos y estudios de campo con elefantes tanto en estado silvestre como con aquellos que viven en santuarios y refugios. Dichos estudios siempre muestran que los elefantes tienen una predisposición innata por comprender su entorno e interactuar con él.

Elefantes abrazados
Elefantes abrazados

Es bastante fácil hoy en día para las personas darse cuenta de esto, ya que es común encontrar en redes sociales videos y contenido multimedia que nos muestran las cosas que estos animales son capaces de hacer.

Gracias a esto, la gente ha visto a los elefantes hacer cosas como pintar, jugar con balones, recoger basura, y muchas otros comportamientos que adquieren de observar a los humanos. Sin embargo, existe un comportamiento que es similar al nuestro, pero que es intrínseco de su naturaleza.

Los elefantes viven en composiciones familiares matriarcales, en los que ciertos grupos de hembras y sus crías viven, comen y viajan juntos, mientras que los machos al llegar a cierta edad empiezan a alejarse y a vivir solos, buscando otros grupos de elefantes para reproducirse.

Esto significa que los elefantes recuerdan la composición de sus grupos familiares, incluso de los machos que se han marchado hace un tiempo. La predisposición familiar de estos animales es tan fuerte que en caso de que alguna de las madres de la manada muera, los demás miembros cuidan a su cría hasta que esta se pueda valer por sí sola.

Cuando uno de los miembros de la familia muere, sin importar sus circunstancias, los demás elefantes tienen una fuerte tendencia a cuidar sus restos hasta que se descompongan, protegiéndolos de depredadores y carroñeros.

Incluso, se han determinado casos en los que los miembros de una familia visitan los huesos del miembro que ha muerto, incluso años después. El luto en los elefantes es un elemento que sin duda nos hace sentir identificados, pues cuidar de los seres queridos luego de su defunción es un comportamiento atípico en animales.

¿Cómo más demuestran el luto los elefantes?

Otro comportamiento típico es que cuando un miembro de la manada muere, luego de cuidar sus restos hasta que estos de descompongan, los demás miembros de la manada lo cubren con tierras y hojas, en un intento de preservar su cuerpo de la intemperie.

El luto en los elefantes puede presentarse de distintas maneras. Si una madre elefante pierde a su cría, a menudo intenta llevarse su cadáver y transportarlo con ella, cuidándolo durante un tiempo.

De esta manera, podemos ver que el luto en los elefantes nos demuestra un claro nivel de consciencia sobre los demás elefantes que los rodean, reconociéndolos como seres importantes que merecen respeto después de la vida.